El Ave de VOGUE

portadas pavo.jpg

Varias portadas de VOGUE haciendo referencia al pavo real, hechas por: arriba a la izquierda, autor desconocido, 1909; arriba a la derecha, George W. Plank, 1915; abajo a la izquierda,  Wladyslaw T. Benda, 1922; abajo a la derecha, autor desconocido, 1929. Fotos: Pinterest

Ya sabemos que la llegada de Condé Nast a VOGUE significó muchos cambios en el perfil de la revista, y uno de esos cambios fueron las portadas. El neoyorquino fue pionero en las impresiones a color en la imprenta, algo que ya traía de su trabajo en Collier’s Weekly. Sin embargo, necesitaba de un símbolo que lo ayudara a mostrar la exclusividad y elegancia de la revista.

e2b554cfda430d6c67027a8ede0d2792

Portada de VOGUE de Marzo, 1909, por el ilustrador J. Allen St. John. Foto: Pinterest

El pavo real es un animal originario de la India, que Alejandro Magno trajo a occidente fascinado por su plumaje. En Grecia era la representación de la diosa Hera, en Roma el símbolo de la emperatriz y las princesas, los budistas creían que Buda lo utilizaba para trasladarse de un lugar a otro. Cada cultura tiene una visión distinta para esta ave, pero al final, llegan al mismo punto: Es una representación de lo más alto en la sociedad. VOGUE, entonces, escogió a la mítica ave y la incluyó numerosas veces en sus portadas. De las primeras, es la de Marzo de 1909, en donde una mujer alimenta a un pavo real, mientras que su vestido y las plumas de este se juntan al final. Además, tras de esta escena los árboles dan una forma en V. Esta ilustración fue hecha por J. Allen St. John, mejor conocido por ilustrar las historias de Edgar Rice Burroughs (autor de Tarzán).

2c34ec0a322cc14270dbc5043ade594b.jpg

La ilustración realizada por George Wolfe Plank fue portada para la revista VOGUE en dos ocasiones. Foto: Pinterest

La más memorable, es la que lleva una ilustración hecha por el estadounidense George Wolfe Plank, ilustrador frecuente de VOGUE. La imagen fue realizada y utilizada como portada en Noviembre de 1911, pero la ilustración seguía siendo tan vigente y tan poderosa que fue utilizada como portada de nuevo en Abril de 1918, algo que ninguna otra portada ha tenido. En ella, vemos a una mujer montada en un pavo real blanco, vestida en un traje inspirado por Paul Poiret. La imagen, que logra evocar elegancia y sofisticación, logra “posicionar a la revista como lo que hoy llamamos producto aspiracional”(1).

b108d70457db220ae169ead5c4fcc66d

Portada de VOGUE, de 1912, hecha por George W. Plank. Foto: Pinterest

Otro de los recursos que utilizaba la actualmente conocida como la ‘Biblia de la moda’, era mostrar mujeres en sus portadas leyendo la revista o viéndose a un espejo, para lograr este mismo producto aspiracional el cual VOGUE quería llegar a ser.

pavovovo

Fuentes:

  1. Angeletti, N., Oliva, A. (2006) IN VOGUE. New York. Rizzoli International Publications, Inc.

[+] Hisoria de fantasía inspirada en la portada de pavo real de VOGUE de 1909

 

 

Advertisements

One comment

  1. Pingback: Escrito en plumas* | THE INEXPERT

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s