De la Orilla al Museo

Yves-Saint-Laurent-y-una-de-sus-modelos-frente-a-su-tienda-en-la-Rive-gauche-de-Paris

Yves Saint Laurent frente a su boutique Rive Gauche. Foto: Wall Street International

Los sesenta son una década en la que la moda recuerda la revolución de la minifalda de la mano de Mary Quant y Twiggy, dándole un foco a Londres y olvidando a los demás. Pero Francia no se quedaban quietos y a su manera –callada, un poco más discreta- los diseñadores marcarían la historia de la industria sentando las bases del movimiento más rentable que tiene el mercado de lujo: Ready-To-Wear.

paris-77.21.4

Abrigo impermeable de Yves Saint Laurent Rive Gauche (1966) Foto: FITNYC

El 26 de Septiembre de 1966, Yves Saint Laurent abrió una tienda separada de su atelier principal en París y con una línea de ropa distinta. Yves Saint Laurent Rive Gauche fue la primera tienda de un diseñador Ready-To-Wear. Actualmente, las grandes casas de alta costura tienen sus sedes donde hacen líneas menos costosas y distribuyen sus productos de belleza y accesorios (de donde realmente vienen sus ingresos) pero para la época, era un acto revolucionarío. “Un Manifesto” diría Pierre Bergé al describir este suceso y lo que ocurrió después.

paris-88.84.1

Vestido de Chloé por Karl Lagerfeld (1967) Foto: FITNYC

YSL en sus colecciones de Rive Gauche tuvo la oportunidad de explorar con materiales y diseños, algo que le ayudó a construir una nueva visión y también nuevos movimientos. Courrèges (discípulo de Balenciaga), Cardin, Chloé con Lagerfeld y -hasta un extranjero- Paco Rabanne, tomaron la oportunidad y crearon sus propias líneas “listas para vestir” experimentaron con materiales que nunca antes se habían pensado.

paris-78.134.6

Vestido de Balengiaca, 1968. Aparte de mostrar lo que significó el nacimiento del Ready-To-Wear, la exhibición muestra momentos esenciales del Haute Couture, como lo son las últimas colecciones de Balengiaca. Foto: FITNYC

Hoy en día el MFIT (The Museum At Fashion Institute of Technology) hace un recorrido por esta revolución de moda en Francia, llamada Paris Refashioned 1957-1968, que recorre desde los inicios de YSL en Dior, pasando el regreso de Chanel y la apertura de las nuevas casas Ready-To-Wear, hasta los últimos Balenciaga, hechos por Cristóbal cuando afirmaba que “ya no había tiempo para la alta costura” y luego de 30 años cerró su casa de moda en París, en 1968.

paris-80.261.2

Traje Chanel, 1959. Foto: FITNYC

La exposición cuenta con 50.000 objetos de la colección permanente del FIT y también busca reflejar como la prensa norteamericana tiene una gran influencia en el movimiento de moda parisino. Un ejemplo esto es el regreso de Chanel en 1954, cuando a los 70 años decide volver a abrir su maison, un evento que la prensa francesa declaró desastroso y aseguró que mademoiselle ya estaba acabada. Sin embargo, la prensa estadounidense alabó el regreso de Chanel y afirmó que “El Look Chanel está para quedarse”, suceso que se consolida cuando las estrellas de Hollywood y Jackie Kennedy empiezan a vestir sus últimas colecciones, en la década de los sesenta.

La exposición está abierta desde el 10 de Febrero y cerrará el 15 de Abril, en NYC.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s